«Está Es La Persona Que Traía La Droga a 9 de Julio»

La sola mención de Antonio Orlando Muñoz, no dice mucho. Pero si dicen “El Nato” Muñoz, es sinónimo del ambiente delictivo. Él es uno de los doce detenidos durante los procedimientos en torno al histórico secuestro de 193 kilos de droga y en la Policía lo conocen muy bien por sus antecedentes penales.

Antonio Orlando Muñoz no es un novato, a sus 66 años tiene un largo historial. Él es originariamente del barrio Los Tamarindos de Chimbas, pero en los últimos años estuvo viviendo en una casa en 9 de Julio. Allí justamente lo detuvieron el fin de semana último con cantidad –no precisada- de cocaína en medio de los operativos ordenados por el juez federal Leopoldo Rago Gallo y ejecutado por la Policía de San Juan y la Federal, revelaron fuentes policiales. “El Nato” está sospechado de tener un “kiosco” de drogas en esa zona y de mantener estrechos vínculos con el ex policía Walter Elpidio González y el hijo de éste, Matías, los supuestos cabecillas de la banda, de acuerdo a la versión policial. Cayó en la mega redada porque supuestamente hay escuchas telefónicas que demuestran que conformaban una asociación ilícita para comercializar droga, explicaron.

Muñoz tiene hijos adultos. Una de sus hijas trabaja en el Poder Judicial de San Juan, es la mujer que fue detenida junto a su marido en julio de 2012 por la supuesta compra de un bebé salteño. El caso tuvo mucha repercusión en la provincia porque en aquel entonces fueron llevados ante la Justicia salteña, aunque después recuperaron la libertad porque se comprobó que el niño había sido entregado de forma voluntaria por la madre.

En la Policía cuentan que “El Nato” Muñoz siempre estuvo metido en problemas. Los viejos investigadores y jefes policiales aseguran que cayó preso por “escruchante” –robo contra viviendas-, también por estafa y por comercialización de droga. No detallaron si tuvo condenas, pero pasó por el penal de Chimbas.

En la última década estuvo desaparecido del “ambiente”, contaron. Ya está viejo. Supo tener una zapatería en la avenida Córdoba, pero para los policías era una pantalla porque creen que continuó vinculado al mundo de la venta de droga. Este último megaoperativo respalda esa sospecha, dado que le hallaron cocaína en su casa en 9 de Julio. Ahora está preso y supuestamente hay pruebas que tenía negocios con los González.