Salud, Aplican Un Protocolo Pediátrico De Prevención

Se sabe de antemano que los chicos no entran en el grupo de riesgo en el Covid-19, pero como mejor es «prevenir que curar», desde Salud Pública y la Dirección Materno Infancia ya aplican un protocolo pediátrico para el manejo de los niños durante la pandemia. Apunta principalmente a los controles médicos periódicos y a la vacunación para reforzar las defensas de los pequeños, teniendo en cuenta que con la llegada del invierno comenzarán a circular otros virus.

«Si bien el Covid-19 no apunta de lleno a ellos como grupo de riesgo, los controles de vida para los niños son fundamentales sobre todo desde el primer año de vida, por eso se dispuso continuar con controles de niños sanos pero más espaciados», comentó la jefa de la división Pediatría de Salud Pública, Andrea Weismann. Es decir que los controles se realizarán en los recién nacidos a los 10 días, a los 30 días, a los 3 meses, a los 6, a los 9 y a los 12 meses y luego, si los menores no entran en el grupo de niños con patologías de riesgo, los controles quedarán suspendidos mientras perdure la pandemia.

«Los controles son fundamentales y no se deben suspender. En los recién nacidos no sólo es importante este control para la salud de los pequeños sino también porque ayudan a la mamá que está iniciando esa crianza», afirmó Weismann.

Las normativas que aplica la provincia van en sintonía con lo expuesto por Ángela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños «Ricardo Gutiérrez», de Buenos Aires, y miembro del equipo científico que asesora al gobierno de la Nación en la evolución de la pandemia. La profesional dijo que el mayor desafío de esta área pediátrica será enfrentar la llegada del invierno: «Es donde comienza a circular el virus sincicial respiratorio y aparecen las bronquiolitis Por lo general, cuando hay una pandemia, el virus predominante ocupa el nicho ecológico, «arrasa» con el resto de los virus, pero deberemos ver cómo se comporta el virus sincicial respiratorio este año y tomar todas las medidas de prevención para evitar casos graves de bronquiolitis», comentó la además expresidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

En esa misma línea coincidió Weisman: «Hay que preservarlos más que nunca sobre todo por los virus que van a empezar a circular en esta época, si no, no habrá sistema de salud que aguante», comentó.

Es por eso que en San Juan esta semana comenzó la vacunación para este grupo y también para las embarazadas (ver página 8). «Es sumamente importante sostener las 19 vacunas del calendario para evitar las enfermedades, por eso además de estar aplicando la vacuna antigripal a embarazadas y niños menores de 2 años, también estamos reforzando con las vacunas que faltan y que se atrasaron en esta época donde tuvimos todo suspendido», contó Marita Sosa, jefa del Programa provincial de Inmunizaciones.

Con respecto a los casos confirmados en el mundo, que otorgan una cifra muy baja de menores de edad infectados por el Covid-19, Gentile afirmó que aún así hay que preservarlos al máximo. «Hasta el momento todos los casos pediátricos con infección confirmada por laboratorio presentaron cuadros clínicamente leves o moderados. Es necesario destacar que aquellos con enfermedades crónicas subyacentes sí tienen mayor probabilidad de cursar cuadros de mayor gravedad y deben considerarse dentro de los grupos de riesgo», comentó.

  • El impacto en los chicos

Por Ángela Gentile

Infectóloga y epidemióloga – Hospital Gutiérrez (Bs. As.)

Hasta el momento, todos los casos pediátricos con infección confirmada por laboratorio presentaron cuadros clínicamente leves o moderados. Los datos nos muestran que:

La edad de inicio de la enfermedad varió de 1,5 meses a 17 años, con una mediana de 2 años y 1,5 meses.Aproximadamente el 78% de los casos tuvieron un contacto con casos infectados o eran casos intrafamiliares.

Los niños infectados pueden estar asintomáticos o presentarse con fiebre y tos seca, pocos tienen síntomas de las vías respiratorias superiores, como congestión nasal y rinorrea; algunos pacientes presentaron síntomas gastrointestinales.

La mayoría de los niños infectados tiene manifestaciones clínicas leves y cursa sin síntomas de neumonía con una enfermedad de buen pronóstico. La mayoría de ellos se recuperan en 1 a 2 semanas después del comienzo de la enfermedad.

Un estudio publicado recientemente de 44.672 casos confirmados en China, los niños de 0 a 9 años representaron el 0.9% (416 casos) y el 1,2% (549 casos) de 10 a 19 años.Otro estudio, también de China, con 2.143 pacientes pediátricos, demostró que 731 confirmados por laboratorio con infección por el virus SARS-CoV-2, el 97% eran asintomáticos o tenían síntomas leves o moderados.