“La única medicina es acotar la circulación” Alberto Fernández Presidente

El presidente Alberto Fernández anuncia este mediodía cómo continúa la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesta por la pandemia de coronavirus a partir de la finalización de la etapa actual el domingo 16. El mensaje fue dado desde la Quinta de Olivos y la cuarentena se prolongará dos semanas más.

Alberto Fernández insistió con la responsabilidad social y expresó que en este momento “el riesgo es relajarse” ya que “no estamos en condiciones de sentirnos con capacidad de juntarnos con alguien o no sin que eso suponga un riesgo para ambos”

“El riesgo es que nos relajemos. El mundo está enfermo y la única medicina que hemos encontrado hasta aquí es acotar al máximo posible es acotar la circulación y la cercanía de las personas”, reiteró el mandatario nacional en la Quinta de Olivos.

El Presidente afirmó hoy que estamos “en un tiempo un poco distinto” con respecto a la pandemia de coronavirus, “con problemas que se mantienen, perduran y se han vuelto críticos pero al mismo tiempo tiempo con más esperanza por la vacuna, que deja ver un horizonte”.

“Seguimos hablando de cuarentena sin que en la Argentina exista la cuarentena, porque los negocios están abiertos, porque la gente circula, la actividad industrial está por encima del 90 por ciento”, dijo no obstante.

Como es habitual, Alberto Fernández está acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y por el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Fernández informará sobre “las condiciones de la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio para combatir la pandemia de coronavirus“, según indicó un comunicado oficial de Casa Rosada.

El jueves, el Presidente mantuvo una reunión con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta – jefes de los principales distritos del país – sobre las características que tendrá la nueva fase del aislamiento, para la que no se prevén novedades significativas dado el aumento constante en las cifras de infectados, especialmente en la zona del AMBA.

Mientras tanto, los gobernadores de las provincias que no tienen conglomerados urbanos con circulación comunitaria de COVID-19 tendrán la potestad de liberar nuevas actividades sociales y económicas, como durante las últimas semanas lo viene autorizando el Ejecutivo Nacional.