Pocito: Se Endemonio y le quiso pegar a su yerno, volteó de una trompada a su mujer e intentó acuchillar a una hija

El violento tiene 47 años y comenzó a agredir a su familia, que había llegado a almorzar. Primero provocó al novio de una de sus hijas, luego tiró la mesa y le pegó a su esposa, quien escapó de la vivienda. Cuando otra hija quiso recoger el celular de su madre, el sospechoso la correteó con un cuchillo en la mano.

Un sujeto de 47 años protagonizó el domingo en la noche en una vivienda de Pocito un violento raid de agresiones contra su propia familia. El sospechoso estuvo bebiendo y primero se la agarró con un yerno. Lo provocó y discutieron. Luego explotó y ahí comenzó a agredir a otros seres queridos.

Según fuentes de Flagrancia, el violento tiró una mesa y seguidamente le dio una trompada en la cara a su esposa. El golpe fue tal que la mujer acabó en el piso. Asustada, la víctima decidió huir en moto con su hija de 10 años hasta la vivienda de otra de sus hijas.

Y cuando esa hija intentó ir a la casa de su padre a recuperar el celular su mamá, el violento no solo que no la dejó, sino que intentó acuchillarla. Finalmente, varios integrantes de esa familia llamaron al 911 y así fue como apresaron al sospechoso.

El cuchillo que usó el sospechoso para amenazar a su propia hija.

El violento apresado se llama Daniel Santiago Araya (47) y fue apresado en una vivienda de calle 9, entre Alfonso XIII y Tascheret. Allí estaba con su esposa, de 34 años; sus hijas de 10 y 20 años; el novio de esta última; su suegra, de 60 años, y otras personas que fueron a almorzar el domingo.

Alrededor de las 21.30, Araya ya estaba ebrio. En Flagrancia informaron que se había tomado varias cervezas y lo primero que hizo fue provocar a su yerno. Discutieron, pero ese joven no siguió con el pleito porque su novia fue quien intercedió para que todo se terminara.

Ambos se fueron a su casa, que queda cerca de ahí. Entonces, Araya tiró la mesa y le pegó una piña en la boca a su pareja. La trompada la dejó en el piso y cuando la víctima logró levantarse, tomó a su hija de 10 años y escaparon en moto a la vivienda de la otra chica.

Todo esto fue observado por la suegra del violento, explicaron las fuentes. Una vez que llegó a la casa de su otra hija, la mujer le contó todo lo que pasó y le pidió si podía ir a buscar el celular, el cual se le había caído tras ser agredida.

La chica fue a la casa, pero allí se cruzó con su padre. Según Flagrancia, Araya tomó un cuchillo, la amenazó y luego la persiguió. Por suerte, no pudo alcanzar a la joven y ella llamó al 911, al igual que su abuela. Así terminaba el violento raid del sospechoso. En tanto, la esposa y su hija, de 20 años, terminaron radicando la denuncia en la Comisaría para la Mujer.

Otro violento y su hermana, presos

Además de ese hecho en Pocito, durante el domingo hubo otro ataque similar en Capital. Fuentes policiales precisaron que a las 2.30 de este lunes apresaron a un hombre de 44 años que atacó a su pareja, de la misma edad, en un domicilio de la Villa Maturano.

Todo pasó en una vivienda de calle Ramón Lucero entre Comandante Cabot y Formosa. Cuando llegaron unos policías, la hermana del sospechoso (no identificado) los insultó e intentó impedir que lo esposaran. Es por eso que esa mujer, de 53 años, también fue detenida por entorpecer el accionar policial, precisaron voceros policiales.

telesol diario