Luis Juez: “Máximo Kirchner no puede justificar cómo un pibe que no terminó el secundario tiene 292 millones de pesos”

El diputado de Juntos por el Cambio apuntó contra el hijo de la vicepresidenta por ser uno de los ideólogos del impuesto a las grandes fortunas.

El diputado nacional de Juntos por el Cambio Luis Juez criticó a Máximo Kirchner por haber impulsado el proyecto de impuesto a las grandes fortunas que esta madrugada consiguió la media sanción en la Cámara baja, al asegurar que «no puede justificar cómo un pibe que no terminó el secundario tiene 292 millones de pesos solamente en su declaración jurada patrimonial».

«El oficialismo cree que con un progresismo berreta y un exceso de ideologismo van a resolver los problemas que tiene la Argentina. Esto es un impuesto. No va a ser por única vez porque el año que viene vamos a tener pandemia de vuelta. Es una puesta en escena de gente que no conoce que el sistema productivo está tan afectado como el peor de los argentinos», dijo el dirigente cordobés.

Más allá de los dichos de Juez, Máximo Kirchner cursó y completó el secundario en el Colegio Nacional República de Guatemala, en la localidad santacruceña de Río Gallegos. Además, estudió Periodismo y Derecho en Buenos Aires, aunque no terminó ninguna de las dos carreras.

En diálogo con El Doce, Juez planteó que el denominado Aporte Solidario a las Grandes Fortunas «es absolutamente irracional y litigioso», porque hay «sobreimposición de cargas tributarias que ya se pagan».

«Esto va a generar recursos a abogados y contadores. Cualquiera puede plantear la inconstitucionalidad y claramente la Corte Suprema va a hacer lugar. Pero claro, para afuera se ve como una conducta épica», agregó.

El ex embajador argentino en Ecuador apuntó directamente contra Carlos Heller y Máximo Kirchner, dos de los ideólogos del impuesto. Criticó particularmente al hijo de la vicepresidenta ya que, afirmó, «habla de grandes fortunas pero no puede justificar cómo un pibe que no terminó el secundario tiene 292 millones de pesos solamente en su declaración jurada patrimonial».

«En la comodidad de estar sentados en el living de su casa los diputados oficialistas le van a meter la mano en el bolsillo al tipo que está trabajando hace 200 años. Cualquier Pyme o empresa agroindustrial tiene 200 millones de pesos en maquinaria. Son 135 mil dólares. Esto daña cualquier tipo de inversión que quiera venir al país», señaló, en ese sentido.

Máximo Kirchner fue uno de los impulsores del impuesto a la riqueza, que la Cámara de diputados dio media sanción en la madrugada de este miércoles y giró al Senado para su aprobación.

La iniciativa, que generó una fuerte polémica y provocó arduas discusiones entre el oficialismo y la oposición, logró 133 votos a favor, 115 negativos y dos abstenciones.

El oficialismo contó con el apoyo casi íntegro de los dos interbloques federales (con excepción de la lavagnista Graciela Camaño). Juntos por el Cambio lo rechazó, aunque dos diputados jujeños que responden al gobernador radical Gerardo Morales decidieron acompañar al oficialismo.

Pasadas las 23, Máximo Kirchner dejó el recinto para aislarse de manera preventiva porque le comunicaron que había dado positivo de coronavirus «un contacto estrecho», confirmó él mismo en su discurso.

JPE