Semana De La Prematurez: San Juan Se Suma A Las Estrategias De Nación Para Evitar Las Complicaciones

Bajo los ejes sobrevivir, prosperar y transformar, la cartera sanitaria nacional continúa desarrollando estrategias para el abordaje de esta problemática en ascenso, que en el país alcanza el 8.8% del total de nacimientos anuales.

Esta política nacional se propone en marco de la “Semana de la Prematurez 2020” que se desarrolla desde el 16 al 20 de noviembre, teniendo en cuenta que el 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro.

En Argentina el 9% de los nacimientos son prematuros. La prematurez aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades y es la principal causa de mortalidad infantil.

En San Juan, de acuerdo a los datos que arrojó el año 2019, de los 12.517 recién nacidos vivos, el porcentaje de prematuros fue del 6,4% de prematuros, lo que significó 805 niños con bajo peso el 7,1%, es decir, 890 niños.

La política integral que lanzará Nación contempla el fortalecimiento de la Atención Primaria de la Salud (APS); la organización de corredores de derivación desde atención primaria de la salud a centros del segundo y tercer nivel de atención; la regionalización federal de servicios perinatales de todos los subsectores; el fortalecimiento de las unidades neonatales; el desarrollo de programas de seguimiento a largo plazo de prematuros de riesgo; y la provisión nacional de medicamentos, insumos y equipamientos para todos los niveles de la red perinatal.

La prematurez mantiene una tendencia mundial creciente en las últimas décadas. Este aumento es atribuible a múltiples factores vinculados a condiciones de vida desfavorables; estrés; violencia; desnutrición; consumo problemático de alcohol, tabaco y otras sustancias. Otros factores condicionantes son el incremento de la edad materna; las infecciones; la preeclampsia; los tratamientos de fertilidad asistida; el aumento de embarazos múltiples; y los cambios en las prácticas obstétricas. Finalmente, en alrededor de un tercio de los partos prematuros no puede identificarse aún una causa que los explique.

Los equipos técnicos de la cartera sanitaria trabajan para fortalecer el acceso a los servicios de salud en el primer nivel de atención, que se ha visto obstaculizado por la pandemia. El control del embarazo, en ese sentido, es uno de los servicios esenciales, destinado al cuidado integral de la salud de la persona gestante, facilitar el cumplimiento de prácticas bien establecidas, acompañar el curso saludable del embarazo, y a la prevención y detección oportuna de complicaciones de la gestante o del feto, que ameriten una atención de mayor complejidad.