San Juan, Uñac: Ahorra 200 Millones De Pesos Por Mes Para Comprar Vacunas

San Juan tendrá fondos para salir a comprar vacunas contra el Covid-19 para toda la población que esté dentro de los parámetros médicos de recibirla, siempre que las dosis se encuentren en el circuito de comercialización y lo apruebe la Nación. El monto de la inversión no está definido, porque el valor que circula de las dosis es muy variable, sumado a que, justamente, no están a la venta, y que el Ejecutivo deberá descontar lo que recibirá de la administración del presidente Alberto Fernández, que controla el reparto en el país. Aun así, el financiamiento surgirá del ahorro en el gasto corriente que hará la gestión uñaquista este año (y que implementó en 2020), el cual gira en torno a los 150 millones y 200 millones de pesos por mes. Se trata de una partida de emergencia, que el Gobierno la ha venido usando para reforzar lo sanitario, la seguridad y lo social por la pandemia y que, ahora, incluirá la vacunación, cuya cifra puede incrementarse, de ser necesario, con la readecuación de otras partidas, explicó la ministra de Hacienda, Marisa López.

El Gobernador le había revelado a este medio que había tomado la decisión política de adquirir las vacunas, una vez que esté abierta la comercialización y en coordinación la administración central, cosa que ayer remarcó al señalar que «siempre va a ser una inversión y nunca un gasto inmunizar a la sociedad sanjuanina, salvo a aquellas personas que no sea médicamente recomendable. El número (del financiamiento) puede variar respecto al precio de la vacuna, que va de 4 a 20 dólares. Si vale 4 lo podemos comprar y si sale 20 también lo vamos a hacer».

Por su parte, López, la responsable de las cuentas de la provincia, explicó que, en 2020, debido a la pandemia, redujeron en un 33 por ciento el gasto corriente en 11 de las 14 reparticiones del Gobierno, lo que comprendió a los bienes de consumo (como elementos de librería, combustibles, luz y gas, entre otros) y servicios no personales (aquellos que se contratan para mantenimiento y vigilancia, por ejemplo). La medida se tomó frente a la caída de la coparticipación federal de impuestos y la recaudación tributaria local por el freno de la actividad económica que decidió la Nación para evitar la propagación del virus. Pero el achique del gasto no incluyó los sectores de salud, seguridad y asistencia social. De hecho, dichas áreas se vieron reforzadas en fondos, además de que el Ejecutivo sostuvo la obra pública. En ese marco, el ahorro mensual estuvo entre 150 millones y 200 millones de pesos.

La titular de Hacienda destacó que la contención del gasto seguirá este año porque no se ha superado la pandemia, por lo que todo lo que se vaya ahorrando servirá para financiar la compra de las vacunas, siempre que se abra la comercialización y esté el OK del Gobierno de Fernández para la adquisición por parte de las provincias. Además, dijo que se continuará inyectando recursos a los ministerios de Salud y Desarrollo Humano y a la Secretaría de Seguridad, las áreas cuyo personal combate el coronavirus, asiste a los sectores vulnerables y golpeados por la crisis económica y que actúa en la prevención en las calles.

López también indicó que es difícil calcular ahora el monto global porque no se conoce la disponibilidad que habrá de vacunas, su valor definitivo y lo que quedará por inocular luego de lo que envíe Nación, pero que la inversión local servirá para inmunizar y evitar, por ejemplo, los gastos hospitalarios de internación.