Editorial: Concejales para los papeles, para el pueblo un vecino más

Los pueblos que son y fueron castigados con concejales fríos de gestión, son los que en el 2023 realizarán cambios rotundos al momento de tomar una decisión.

En muchas ocasiones fuimos tentados con la imagen positiva de quien encabeza un proyecto político, lo cual se lo denomina candidato a intendente.

Este suele ser un líder político que tiene apertura y crea cuadros políticos, inteligentes, tentativos y arma equipos técnicos, con mucho tiempo y sin dejar de lado la posibilidad de tener carisma, algo que no todos tienen.

Pero el tema no es el intendente, me voy por las ramas, el tema puntual es la creación de las listas con concejales que al momento de campaña, uno cree que será quien defienda un sector pero al pasar el tiempo, solo demuestran que no están preparados para ocupar una banca, la cual como pueblo creo que nunca le brindamos la atención necesaria.

Hoy en estos tiempos, si es necesario que podamos observar detenidamente quienes serán los que ocupen estos cargos, porque con el pasar del tiempo es verificable que no accionan, no gestionan, solo hacen negocios personales.

En 9 de julio, hacen más de 20 años que los concejales que ocuparon bancas, no dejaron huellas marcadas en la historia del departamento.

O quizás sí lo hicieron, pero con fines personales.

 

“Los concejales amigos de los intendentes, no son concejales del pueblo y ahí está el tema en cuestión.”

 

Qué tipo de legislativo es el que necesitamos para el crecimiento del departamento y en consecuencia el desarrollo del sector.

Cuando se eligen, los buscan por sectores de identificación en zona territorial, esto es para que el sector tenga voz y voto al momento de tomar cualquier tipo de decisión y garantizar que llegue al vecino la ayuda necesaria cuando lo necesite.

Pero esto está costando hacen más de 20 años y es el momento de poner lupa a los armados donde nos enamoran con candidatos a intendentes, que buscan apoyo pero detrás vienen estos funcionarios que después lo que menos hacen es investigar, crear y ayudar.

Tuvimos personas que no sabían escribir, ni leer, que no eran del departamento lo peor de todo, también tenemos los desaparecidos durante 4 años.

 

 

Y los amigos del ejecutivo, el peor de los daños, porque la oposición es la que siempre debe existir, pero cuando un departamento pierde esto, se queda sin defensa, pero no solo el concejal sino todo el que lo voto, porque le brinda las llaves para que el ladrón entre a casa sin esforzar el ingreso.

No tienen comunicación social y pública, no se les conoce una ordenanza, no están cuando deben estar, siempre tienen un porque para decir NO PUEDO.

 Pero esto ya se está superando, porque el cambio en mentalidad va tomando color y fuerza.

Cada vecino entiende que en las próximas elecciones, puede ser muy fuerte el candidato a intendente, pero será con lupa la observación que se les realizará al voto para saber quienes pretenden ser concejales.

Hablar con quien fuese candidato a intendente ya no basta, hoy es importante saber porqué un ciudadano común quiere llegar a ocupar una banca en el concejo deliberante de nuestro departamento.

Esto es algo más que un requisito, será un requerimiento y al momento de detectar que la lista viene colmada de personas que no están preparadas para dicho puesto, por más linda cara que tenga el intendente, el pueblo mismo lo hará saber en las urnas.

 

 

EL O LA CONCEJAL

 

El departamento cuenta con un fuerte cargamento de jóvenes con capacidades para poder ocupar este tipo de cargo, de lo cual está comprobado que no es necesario estudios elevados pero si capacidades demostradas, pero cuando se habla de capacidad no queremos decir que tenga un merendero o un comedor.

Sino que sepa desenvolverse de forma independiente, con el acompañamiento del partido en pleno, el cual lo llevó a ocupar esa banca.

Es el partido quien debe proveer asesores legales y técnicos.

Es el partido quien debe garantizar el acompañamiento en gestión, para que se sepan amalgamar ambos contenidos.

9 de julio sufre una gran e inmensa falencia, es la falta de formación política, algo que deja sin conocimiento propios a quienes quieran llegar a ocupar mínimo cargo gubernamental.

Cuando no se prepara al joven en política y no se lo forma, después puede tener miles de años en un partido político, pero eso no garantiza que sea un buen funcionario en gobierno.

El contacto, piel, oído que debe tener con el pueblo, o sector que identifique, es fundamental pero si el sector es castigado y en todo momento la figura del concejal es nula, algo grave pasa.

Desconocimiento del territorio el cual lo llevó al lugar en donde esta

O algo mas grave aun es la desaparición por arreglos personales, algo que la historia y el tiempo marcará su castigo y fallecimiento político por adelantado.

 

 

 

QUE SE NECESITA

 

 De personas comprometidas con el cargo y aún más con el pueblo.

Que investigue, que denuncie, que pregunte y si no tiene respuestas que haga denuncias públicas.

Que siempre este cuando un vecino pasa malos momentos, el acompañamiento es fundamental pero eso no pasa por mandar un módulo alimentario, el cual ni el mismo lo paga, sino que se comprometa a la causa.

Los vecinos tienen momentos difíciles, donde se siente solo, o busca refugio en el vecino y en algunos casos en algún medio independiente que lo sepa defender y cuidar.

 

 

 

Queremos concejales comprometidos, preparados, con amor al prójimo, pero real, no ficticio.

Voy por los jóvenes que tienen fuerzas y ganas de trabajar hacer y crear.

 

 

Leonardo Rosales

Periodista, Director de Noticias ya 17 de Enero 2021