Brasil: Las elefantas Pocha y Guillermina llegaron a su nuevo hogar

Finalmente, los animales podrán disfrutar de 1500 hectáreas de selva en el estado brasileño de Mato Grosso. Salieron el sábado desde el ecoparque de Mendoza y recorrieron todo el trayecto por tierra.

24
Las elefantas asiáticas Poncha y  Guillermina llegaron al Santuario de Elefantes de Brasil (SEB) en el Mato Grosso este jueves por la mañana, tras cinco días de viaje desde Mendoza, Argentina. Los animales habían salido del ecoparque de la capital provincial el sábado por la tarde y su liberación fue celebrada y acompañada por una caravana de autos.
La llegada de las elefantas al santuario se pudo seguir en vivo a través de las redes sociales, y las escenas emocionaron a todos los usuarios, felices de ver a los animales por fin en un hábitat más parecido al suyo.

Pocha y Guillermina, de Mendoza al Mato Grosso

Las elefantas son madre e hija y pasarán el resto de sus vidas en el santuario de Brasil

Ahora Pocha y Guillermina podrán disfrutar de un entorno de 1.500 hectáreas de selva y dejar atrás los años en la fosa del ecoparque mendocino, donde a su alrededor solo había cemento y piedras, y donde lo único que podían ver eran paredes y encierro.

Cómo fue el viaje de las elefantas Guillermina y Pocha

Fueron 3.600 kilómetros los que Pocha y Guillermina tuvieron que recorrer por tierra dentro de contenedores especiales diseñados especialmente de 5 metros de largo, 2 metros de ancho y 3,20 metros de altura. Para afrontar el viaje, debieron permanecer un año en cuarentena.

Pocha y Guillermina llegaron al santuario en Brasil tras cinco días y 3600 kilómetros de viaje

Las dos elefantas viajaron todo el tiempo en un mismo camión, en dos contenedores distintos y que estuvieron enfrentados entre sí. Esto les permitió irse mirando la una a la otra en todo momento y reducir situaciones de estrés, puesto que así habían estado durante los últimos 23 años.

La aprobación del traslado fue otorgada por el Ministerio de Ambiente de Nación y el financiamiento para el traslado de las elefantas fue conseguido por el SEB. El santuario está ubicado en el estado brasileño de Mato Grosso, en el centro-oeste de ese país.

Las elefantas partieron el sábado a la tarde desde el ecoparque. Fueron acompañadas por un equipo humano que incluyó a personal y entrenadores del santuario, a los cuidadores que acompañaron a las elefantas en Mendoza y a voluntarios de la Fundación Franz Weber.

 

Según consigna el diario mendocino Los Andes, tras recorrer el país de oeste a este y salir de Argentina por Puerto Iguazú, ingresaron a Brasil por Foz de Iguazú el martes por la mañana. Cerca de las 9:30, el equipo presentó toda la documentación en la sede de Migraciones de ambos países y continuaron con la misión por rutas brasileñas. Luego, la caravana completó dos días más de viaje hasta llegar este jueves por la mañana al Santuario.

 

 

Los comentarios están cerrados.